Accesorios de cocina

Accesorios interiores para muebles de cocina

Podemos ampliar la funcionalidad y efectividad de uso de nuestra cocina, complementándola con accesorios interiores, que mejorarán la distribución y colocación de elementos en los muebles.

Encontraremos accesorios para los muebles bajos, los muebles altos, los de rincón, para despenseros, para gestionar desperdicios, para cajones e incluso sobre-encimera.

Accesorios

En los muebles bajos podemos colocar botelleros extraíbles, que ocupan muy poco espacio y resultan muy funcionales. Paneros, tolvas para ropa sucia y cestas extraíble. Estas fórmulas pueden tener diferentes procedimientos para su extracción; puede ser, directamente al tirar de la puerta o ser independientes. Cestos de extracción para el mueble bajo el fregadero, estropajeros y jaulas con llave para productos de limpieza. Escurreplatos para ser instalado en un cajón, lógicamente con una altura adecuada a la medida de los platos y también porta cubiertos sencillos o con extras. Hay casi tantas soluciones como podamos imaginar.

Resultan muy funcionales, y están disponibles en distintas medidas, de forma que son fácilmente adaptables.

No en todas existe, pero quién tenga en su cocina un mueble base de rincón, sabe que es un espacio muy amplio, de difícil acceso. Esto depende de la distribución de la cocina, y nunca tendremos este tipo de rincones en cocinas lineales.

Hay dos tipos de rinconeros, los que tienen dos puertas en angulo recto, en forma de “L”, que se adaptan a la forma de la esquina y aquellos a los que sólo podemos acceder por una puerta situada en un lado de la bancada, a los que llamaremos “muertos”.

La solución para los “muertos” es un bastidor articulado, provisto de dos cestos por cada articulación o bien unas cestas con giro de 180º. Para los que tienen forma de “L” encontraremos unos cestos que giran sobre un eje.

Para organizar el desperdicio, y hacer eficiente el reciclaje, podemos incluir cubos ecológicos, con varios módulos, en diferentes medidas y adaptable a diferentes espacios, incluso los más pequeños.

Otros accesorios prácticos, como el portatrapos extraíble, o una tabla de planchar que se aloja en un cajón, diferentes soluciones para mesas extraíbles, o el clásico escurreplatos para un mueble arriba.

Los elementos sobre-encimera con los que completar la cocina, como pueden ser las barras para colgar en la pared en las que se pueden poner portacopas, botelleros, especieros, portarrollos, soportes de cuchillos o ganchos.

Siempre es interesante conocer estos extras, porque en ocasiones, pueden proporcionarnos soluciones a necesidades personales. Transmitir éstas pequeñas exigencias a los profesionales que diseñan nuestra cocina, ayudará a que el planteamiento y sobre todo, el resultado, esté acorde a lo que deseamos.

Esta entrada fue publicada en Guía: comprar cocinas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>