Horno de vapor, cocina sana

Horno vaporElegir cocinar con un horno de vapor, es apostar por la cocina sana. La temperatura empleada se sitúa entre 40 y 100 grados. Una temperatura de cocción suave, en la que el vapor rodea el alimento y que permite conservar al máximo, el sabor, aroma y lo más importante, hace posible mantener los nutrientes.

Una combinación de las funciones de vapor y aire caliente, es sin lugar a dudas la ideal, y la preferida por los cocineros profesionales, ya que su resultado es único. El aire caliente, aporta un acabado clásico a cualquier asado.

La cocción libre de grasas, en la que cocinamos todos los alimentos en su propio jugo, sin alteraciones, potenciando su sabor inherente. Una cocina limpia y muy natural.

Horno de vapor I

Elegir éste tipo de horno para nuestra cocina, condiciona el diseño y hay que tener en cuenta algunas características.

Podemos tener un horno de convección y además uno de vapor, en éste caso, contaremos con éste espacio extra que utilizaremos para él. Es posible que nos inclinemos por un único horno que incorpore las funciones del horno tradicional y de vapor.

También debemos saber, que el depósito de agua ocupa un espacio y que éstos aparatos tienen algo menos de capacidad. En algunos modelos hay que contar con toma de agua, por tanto no es posible colocarlos si no es con una reforma en nuestra cocina.

Esta entrada fue publicada en Electrodomésticos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>