Los tiradores, en los muebles de cocina

uñeroVamos a intentar identificar los diferentes sistemas de apertura en los muebles de cocina. A grandes rasgos, explicaremos la diferencia entre uñeros, tiradores empotrados, gola, lengueta y sistema push.

El uñero es un tirador, habitualmente de aluminio, un perfil que se incorpora en la propia puerta. Por estética es recomendable que en un mueble bajo, tenga máximo dos frentes, es decir dos caceroleros o una puerta; colocar más rompería la estética de líneas sencillas, que es la que marca éste modo de colocación. Para suplir la necesidad de cajones más pequeños, se pueden colocar cajones interiores de menor tamaño. Según el material de la puerta el uñero no será de aluminio, sino que la propia puerta tomará esa forma.

empotrado

El tirador empotrado, hace que la forma de la puerta quede preparada para colocar un tirador, que encaje y quede perfectamente incorporado. Pueden ser colocados en puertas de madera, lacadas y PVC.

El sistema gola, quizá sea el más purista y minimalista. Confiere un aspecto lineal a la cocina, limpio, y con pocos frentes. Al igual que el uñero, lo ideal es que se coloque en puertas y que cómo máximo existan dos caceroleros, en los que se pueden colocar cajones golainteriores y otros accesorios. Ligeras y llamativas, son muebles de cocina muy modernos y especiales. A diferencia del uñero, el perfil metálico se sitúa en el cuerpo del mueble y no en la propia puerta. Éste perfil se coloca en una pieza y es por ésta razón la importancia de que los frentes (dentro de lo posible) sean iguales con el fin de mantener esa linealidad y esa estética tan depurada de estilo minimalista.

lengueta

El tirador de lengüeta queda semiempotrado en el perfil superior de los frentes, en el que se coloca con un pequeño rebaje. Son finos, discretos y muy planos.

El sistema push, es la ausencia de tirador y consiste en colocar un pequeño accesorio que permite abrir y cerrar ejerciendo una pequeña presión. Pueden ser totalmente mecánicos mediante muelles e imanes y también eléctricos.

Por supuesto, la combinación de dos sistemas, también es posible y recomendable. Podemos situar el push en los muebles colgados y por ejemplo, gola en la parte inferior.

pushHay que tener especial cuidado al elegir algunos de estos sistemas, ya que debemos tener en cuenta si en la cocina hay electrodomésticos integrados. La apertura de un lavavajillas de integración en la cocina no permite, por ejemplo, colocar un push.

La colocación de un tirador tradicional, es decir, el tirador que se atornilla a la puerta, permite, no sólo elegir una amplia gama de modelos, sino también, la posición. Pueden situarse todos en horizontal o unos en horizontal y otros en vertical, siguiendo la ergonomía lógica que supone que en el cajón, abatibles y elevables, será horizontal y en la puerta en vertical; o todos en vertical. También es posible prescindir de tirador y colocar pomos.

Sea como sea la fórmula que se elija, es importante, tanto para la comodidad de su uso, como para la estética de los muebles. Elegir el modelo, color o diseño de los muebles de cocina, es una parte que debemos decidir, pero también los pequeños detalles hacen que sea única, especial y personal.

Esta entrada fue publicada en Decoración, Guía: comprar cocinas, Recomendaciones, Tendencias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>