Instrumentos del ritual del vino III

Es importante, contar con instrumentos adecuados para el ritual. Una valiosa herramienta en la que debemos reparar, es la cristalería. Muy importante es el hecho de que la copa no huela a detergente. En nuestra cocina, lavaremos las copas con un jabón neutro y mucha agua. Secarla con un paño y dejarla boca arriba para evitar que la copa se contamine con olores ajenos.

Reservar un hueco en la alacena de la cocina, para ocuparla con unas copas adecuadas.

Hay una enorme oferta de copas y es muy extenso su catálogo, pero la copa adecuada, es aquella copa de cristal con tallo largo, cuerpo ancho y boca algo más estrecha, para evitar que se escapen por ella, muchas de las cualidades del vino.

El catavinos normalizado en Ankara, en 1970, está fabricado en vidrio cristalino con una porción de plomo del  9 por 100.

Otro detalle dentro del ritual de la degustación, es el color del mantel. Un mantel blanco en la mesa, nos permite ver con más claridad el color del vino, que también es un matiz importante. Si empleásemos un mantel azul, veríamos los vinos blancos más verdosos, los rosados más grises y los tintos jóvenes ligeramente morados.

Esta entrada fue publicada en Vinos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>