Protocolo en la mesa I

protocolo iEl protocolo en la mesa, no deja de ser la forma de colocar todas las piezas en su orden correcto, así como, conocer la forma en la que se deben utilizar y para qué sirve cada una, sin tener la duda de cuál será el tenedor de la carne.

Realmente es muy sencillo, y poner bien la mesa en acontecimientos en los que celebramos algo especial, puede ser interesante.

Es recomendable poner bajo el mantel, un protector que amortigüe golpes y que evite, que cualquier pequeño accidente estropee la velada. El mantel podría ser de un color muy claro y lógicamente, limpio y bien planchado. La servilleta irá colocada a la izquierda o sobre el plato, aunque sobre esto y según la forma que le demos a la servilleta, podríamos decir muchas cosas.

mesa formal

Recordaremos que los cubiertos se colocan de forma tal, que su uso sea de fuera hacia dentro. Tenedores a la izquierda y cuchillos y cuchara a la derecha. En la parte superior se colocan los cubiertos para postres.

En cuanto a la vajilla, pondremos un bajo-plato; sobre éste, el plato plano y después el hondo. Si no es muy formal, podemos prescindir del bajo-plato. Pero sobre todo, hay que tener presente que todos los invitados tendrán la misma vajilla, no debemos mezclar.

mesa formal IILas copas seguirán éste orden de izquierda a derecha: primero la de agua, luego la de vino tinto, y la de vino blanco. La de cava se suele colocar detrás. Irán en la parte superior, frente a plato.

Si en la distribución, también tenemos que contar con un platillo para el pan, éste ha de ser colocado en la parte superior, a la izquierda.

El espacio que calcularemos para cada comensal, será de unos 70-75 cm. para que los invitados estén a gusto.

La decoración de la mesa, puede hacerse con centros de flores, naturales o secas, o también con frutas o velas. Siempre evaluaremos que éstos elementos decorativos, no interfieran en el libre movimiento de los invitados, ni en la comunicación visual entre ellos.

mesaformal

Una luz apropiada, ni muy fuerte, ni demasiado tenue y tal vez un poco de música de fondo, puede ayudar a ambientar una velada.

Los alimentos en los que nos podemos permitir usar las manos, sin emplear los cubiertos, son por ejemplo, el marisco, con el que nos podemos ayudar de tenazas, para romper las partes más duras (si el marisco viene en rodajas o preparado, debemos usar los cubiertos de pescado), los espárragos, las aves y también el pan se toman con los dedos.

El servicio de las bebidas se realizará por la por la derecha, al igual que las comidas que se sacan de la cocina ya emplatadas. Por el contrario si la sacamos en una fuente y servimos en la mesa, lo haremos por la izquierda.

Estos pocos consejos, pueden hacer de nuestra mesa un buen lugar para disfrutar; y si la cocina acompaña, no dudéis de que la velada será un éxito.

Esta entrada fue publicada en Tendencias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>